La mente disciplinada y los museos

La investigadora de Harvard Tina Grotzner junto con otros especialistas ha presentado resultados sobre la comprensión de contenidos en la mente de estudiantes desde hace varios años. Un elemento sorprendente de estos resultados son las explicaciones que brindan los estudiantes sobre ciertos temas o principios vistos en el aula pero no aprehendidos.  En muchos de estos casos los estudiantes incluso dan las mismas respuestas que otros estudiantes que jamás habían estudiado sobre el fenómeno.

En el caso de la física una y otra vez refieren el peso de los objetos al explicar la aceleración y la fuerza de gravedad. En biología existe la creencia de que la masa que conforma a los árboles proviene del agua y la tierra y no del CO2 como ocurre en realidad. En artes todavía y a pesar de su cercanía con expresiones contemporáneas, los estudiantes juzgan una propuesta artística en relación al realismo que presenta. En el caso de historia, suele haber explicaciones muy simples e incluso superficiales sobre ciertos procesos históricos, en cuanto a la guerra suele inferirse que la razón de tal evento se debe a la maldad de una sola persona en el poder y no refieren a la inmensa complejidad de tal momento histórico.

Desde la mirada de Gardner (2005) un elemento clave aquí es el concepto de la disciplina; lo cual implica la perfección en habilidades o aplicación de conocimientos. En diversos estudios se ha confirmado que poder comprender una disciplina toma diez años. Existe fundamentalmente una diferencia entre tener información sobre una disciplina (como la historia, o el arte) y otra en pensar desde el marco de tal disciplina. Aquí es necesario subrayar que tanto la gestión como el liderazgo son disciplinas al igual que oficios. Todos necesitamos afinar nuestras capacidades y habilidades relacionadas con el trabajo diario, convertirse en maestro se relaciona a manejar con maestría un oficio, una destreza o una habilidad.

Las investigaciones de los últimos años sobre aprendizaje han revelado una serie de descubrimientos sorprendentes y desalentadores. Se ha descubierto que los estudiantes tienen muchos conocimientos de hechos, nombres y fechas de distintas materias pero no han aprendido a pensar de manera disciplinada. El pensamiento disciplinado para Gardner se refiere directamente a la diferencia entre materia y disciplina. El tener información factual no implica necesariamente el pensar en concordancia con alguna disciplina, este conocimiento será “inerte” hasta que pueda incluirse en un contexto que permita abordar tal información desde una (o varias) perspectivas en relación a otros conceptos.

En otro sentido la mente disciplinada subraya el tipo de cognición que “caracteriza una disciplina académica, un oficio o una profesión” Su enfoque implica la repetición constante por un largo espacio de tiempo de manera que perfeccione habilidades y destrezas.

Al opinar, argumentar o tomar una postura con respecto a algún tema se requiere pensamiento disciplinado. Incluso en situaciones tan cotidianas como la salud personal, finanzas y expresión artística se requiere discernir el conocimiento previo, relacionar con conocimiento nuevo y enriquecer nuestras perspectivas sobre ciertos conceptos e ideas. En el mundo contemporáneo es fundamental el poder determinar que fuentes de información son fidedignas, cuál es nuestra postura con respecto a ciertos temas, poder mirar de forma más crítica temas complejos y discernir las cantidades de información que se nos presentan.

Así, con el propósito de fomentar el pensamiento disciplinado, en el museo consideramos que es necesario:

  • Abordar los temas desde distintas vías de acceso
  • Identificar dentro de los temas presentados su importancia en el contexto de la vida cotidiana de los visitantes, el contexto social y las problemáticas propias de la comunidad
  • Crear proyectos que fomenten la curiosidad, la exploración y la investigación subrayando las capacidades de aprendizaje autodidacta y brindando herramientas que faciliten el “aprender a aprender”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *